Docencia: Formación e innovación docente

La formación del profesorado y la Innovación Docente son esenciales para la calidad de los títulos y la progresión hacia la excelencia docente. Así, la experiencia en Actividades de Mejora e Innovación docente, la participación en la Formación docente y la difusión de los resultados, son criterios incluidos en todos los procesos de evaluación y acreditación del profesorado universitario con perfil de contratado o de funcionario. La UCO cuenta con una consolidada trayectoria en la potenciación de estas áreas y una intensa actividad del profesorado como representa el registro de sus 180 Grupos Docentes y las 20 convocatorias anuales de Proyectos de Innovación, actualmente dentro del marco definido de un Plan de Innovación Docente y Buenas Prácticas.

La transformación digital y la evolución de las metodologías docentes inspiradas en el EEES, centrando el aprendizaje en el papel activo del estudiantado y en la adquisición de competencias, han sido determinantes para la transformación de las enseñanzas en las últimas décadas. Por otra parte, y tras las recientes adaptaciones de la enseñanza a escenarios no presenciales, o mixtos, se hace imprescindible una revisión de los criterios y herramientas empleadas en el proceso de aprendizaje. Otro aspecto importante en la evolución de las enseñanzas ha sido la internacionalización de los títulos, que dota la formación de las y los egresados universitarios de una mayor y reconocida excelencia. Por estos motivos, ANECA diseñó, tras los cambios sobrevenidos con la pandemia en la adaptación telemática de las enseñanzas, una estrategia de aseguramiento de la calidad de enseñanza virtual y un programa piloto durante 2021 con el objetivo de la creación de sellos de calidad/excelencia de Enseñanzas No Presenciales e Híbridas (ENPHI) y, además, Sellos Internacionales de Calidad (SIC) para Ingeniería (EUR-ACE), Informática (Euro-Inf) y química (Euro-labels). En este sentido, sigue siendo necesaria la continua formación y actualización del profesorado, en paralelo a las nuevas directrices institucionales que orientan y determinan los estándares de la educación superior, con el fin de mantener los niveles de calidad docente. La Universidad está obligada a facilitar estos procesos y, por tanto, es responsable de mantener una oferta adecuada de desarrollo académico de su profesorado hacia la excelencia. De igual modo, deben incluirse en la formación del profesorado y en la innovación de la docencia, las demandas del entorno, como la alineación con los objetivos ODS o la participación con centros públicos no universitarios.

Después de muchos años de actividad en la innovación docente por parte del profesorado, se hace necesario reflexionar sobre la visibilidad de los resultados y el conocimiento generado en este ámbito. Los informes de los proyectos de innovación docente ejecutados, que son publicados en el ámbito universitario, o en publicaciones externas y reuniones o jornadas, dan constancia de una labor y dedicación que a veces no es suficientemente reconocida. Por otra parte, sería de interés realizar informes o una metaevaluación de los resultados obtenidos en esta área de actividad, con fines de mejora del actual Plan de Innovación docente y Buenas prácticas y para toma de decisiones estratégicas.

Conviene tener presente que la extensión de la carrera docente del profesorado universitario es muy larga y los estímulos a su mejora y actualización debe ser continuada, lo cual redundará en una docencia de calidad en los títulos. Con relación a ello, algunas acciones previstas en los Planes de Mejora que surgen del procedimiento previsto en los SGIC de los títulos constituyen también una herramienta inclusiva para implicar al profesorado en la mejora de las enseñanzas. Es decir, los centros deben colaborar y orientar las acciones de mejora y proyectos de innovación de su profesorado, adicionalmente a las iniciativas propias de los grupos docentes. De esta forma, el esfuerzo y dedicación de los profesores redundaría en los objetivos de mejora de los títulos.

La actividad y visibilidad de la mejora en el proceso de enseñanza-aprendizaje y del esfuerzo en conseguir altos niveles de calidad en los títulos son fundamentales en la función docente y en la labor de servicio de la Universidad como generadores y transmisores de conocimiento. La innovación docente no se trata de una tendencia transitoria surgida en el EEES, sino de un indicador diferenciador de la excelencia académica de la institución sobre el que se debe trabajar cada vez más.

Nota: Consulta las actualizaciones del programa 2.0 con las acciones marcadas en azul.

Acción 1: Crear el Servicio de Transferencia de Innovación Docente.

Acción 2: Realizar informes anuales de la actividad desarrollada en las convocatorias del Plan de Innovación Docente y de la participación del profesorado en los programas de formación.

Acción 3: Promover la organización de eventos o jornadas de intercambio de experiencias, y la exposición de resultados de la actividad de innovación docente del profesorado a nivel de centros y de la Universidad.

Acción 1: Crear incentivos para el profesorado activo en la innovación docente.

Acción 2: Incrementar y potenciar la excelencia del profesorado de la UCO mediante un programa sistemático de formación continua (CLP), más allá de lo que recoge el Reglamento 1/2018 de la UCO.

Acción 3: Potenciar las unidades de apoyo a la docencia y aumentar los recursos para dar soporte técnico y metodológico a la innovación docente y a la transformación digital de las enseñanzas.

Acción 4: Diseñar itinerarios formativos que favorezcan la inclusión de prácticas educativas innovadoras.

Acción 5: Consolidar grupos de innovación docente a través de convocatorias específicas.

Acción 1: Promover la adaptación y revisión de las enseñanzas para la obtención de sellos de enseñanza virtual y otros de calidad internacional.

Acción 2: Implicar al profesorado en los planes de mejora de los títulos, en lo relacionado con los contenidos y metodologías de aprendizaje.

Acción 1: Revisar el presupuesto asignado a las distintas modalidades.

Acción 2: Modificar las incompatibilidades de participación/coordinación en distintas propuestas favoreciendo con especial atención a las figuras de PDI no permanente.

¡Participa!

Creemos que #laUCOqueviene necesita un programa de gobierno ambicioso e innovador, y qué mejor para conseguirlo que dar cabida a la inteligencia colectiva de nuestra comunidad universitaria.

A través del debate, el trabajo y la dedicación de más de 200 personas hemos creado la versión 1.0 de este programa abierto.

Durante estos días de campaña queremos seguir incorporando tus aportaciones para mejorar nuestra Universidad. Participa y contribuye a darle forma a la versión 2.0, y con ella al futuro de la UCO.

Para facilitar el resultado, hemos señalado todas las novedades en azul, tanto las acciones nuevas como las actualizadas. ¡Gracias por colaborar!